Esifar y el servicio de análisis de materias primas Parte II – El Pellet de Girasol

mayo 14, 2018

Esifar, como muchas empresas de Nutrición Animal en Argentina, brinda distintos servicios a sus clientes. Formulaciones a medida, laboratorio, logística, etc. En el caso del análisis de materias primas viene desarrollando hace más de una década su propio sistema estadístico en base a su extensa base de clientes en la provincia de Buenos Aires. Nuestro técnico comercial Carlos de los Santos ha asumido la maratónica tarea de recopilar datos sobre mas de una decena de materias primas comúnmente utilizadas y de unas 15 no utilizadas en forma permanente o más bien de ocasión.
En esta segunda entrega, luego del artículo introductorio sobre expeller de soja, analiza los resultados obtenidos durante 15 años de trabajo para el Pellet de Girasol.
Pellet de Girasol
La semilla de girasol también llamada pipa o maravillas de girasol son semillas de una planta oriunda de América y que pertenece a la familia de las Asteráceas. El nombre común girasol y el Botánico Helianthus del griego Helios: sol y El anthos: flor.
El mejoramiento genético del girasol comenzó en la Argentina en el año 1931 y hoy en día las compañías aceiteras (se calculan más de 45 plantas existentes en Argentina ) extraen de la semilla aceites con altos valores de oleico y de omega 9. Su contenido en factores antinutritivos es muy bajo. Solo se ha detectado el ácido clorogénico, compuesto fenólico que se ha encontrado en concentraciones de hasta un 2% y está relacionado su acción con alterar la actividad de algunas enzimas digestivas.
La parte proteica tiene un elevado nivel de utilización digestiva al no encontrarse unida a la pared celular, pero el nivel de fibra hace que la digestibilidad de la proteína y sus aminoácidos tienda a disminuir. La proteína es rica en aminoácidos azufrados y triptófano, pero bajo en lisina.
Con respecto al procesado de la semilla de girasol los productos que se obtienen son:
Aceite crudo: es el aceite obtenido por prensado y extracción por solvente (el más utilizado es el hexano) de la materia grasa que contiene la semilla.
Aceite refinado: es el aceite que se ha sometido a procesos químicos (caustica) o físicos para darle sabor, aroma y color adecuado. El proceso de refinado incluye la extracción de impurezas llamadas como tal a los ácidos grasos libres fosfáticos, insolubles y pigmentos entre otros.
Harinas proteínicas: es la parte de la semilla que queda después de extraer el aceite. Contienen proteína, materia grasa, fibra, minerales. Se comercializan como pellet.
Gomas, borras de Neutralización: contienen jabones, aceite neutro y agua.
Cascara: en el proceso del descascarado, ésta puede ser utilizada como fuente de combustión con destino a las calderas.
Tocoferoles: obtenidos del recupero de los desodorizadores.
Con respecto la semilla de girasol luego de pasar los procesos de extracción de aceite y transformado en harina y luego en pellet para su comercialización, durante más de 20 años en la compañía hemos podido analizar y ver desde el punto de vista nutricional un subproducto muy útil para ser utilizado en la alimentación de aves productoras de huevo para consumo, pudiéndolo utilizar durante las diferentes etapas productivas.
A continuación, mostraremos los resultados obtenidos de los análisis realizados de pellet girasol obtenidos de nuestros clientes durante el periodo de los años 2013 al 2017 respectivamente.

En el año 2015 pudimos hacer una pequeña comparación de los resultados obtenidos en los análisis de laboratorio de 4 compañías aceiteras que estaban entregando sus productos a nuestros clientes.

Nuestro deseo es que el informe realizado sea de utilidad para todo aquel que desarrolle actividades relacionadas a la nutrición animal.
Autor: Carlos de los Santos para Esifar